Luego del violento hecho, el hombre cargó sus cosas en el auto y se dio a la fuga. Al otro día regresó y volvió a repetir las agresiones. 


Un hecho de suma violencia se produjo durante la noche de este domingo en barrio San Francisco. Un hombre de 62 años, de apellido Petinari, fue denunciando por agresiones y quedó detenido.

Tras un conflicto familiar, intervino personal del Comando, que pudo constatar lesiones en dos mujeres –su pareja e hija– luego de una fuerte discusión que también involucró amenazas y golpes de puño.

El brutal episodio se desató en una vivienda de avenida Rucci al 60. Según declararon las víctimas, minutos después el agresor se dio a la fuga en su auto, pero regresó al otro día y repitió igual conducta.

Finalmente, pudo ser interceptado y quedó imputado por lesiones y amenazas.




Comentarios