Durante los últimos años, se alojaron allí solamente a detenidos en curso tras un Habeas Corpus presentado por condiciones inhumanas. 


Después de casi diez años de permanecer clausurados, finalmente este martes se habilitaron nuevamente los calabozos de la Comisaría Primera luego de una serie de refacciones que incluyeron una renovada instalación eléctrica, revoque en las paredes y extractores en las celdas. 

Durante el último tiempo, sólo se alojaron allí a detenidos en curso dado el Habeas Corpus presentado en defensa de los presos. El cierre se dispuso a partir de resoluciones del Ministerio de Justicia y Seguridad de la Provincia, por fallos que daban cuenta de condiciones inhumanas.

Según lo expuesto por El Informante, en 2009, el entonces Defensor General, Dr. Gabriel Ganón, solicitó una inspección arquitectónica a La Plata, desde donde pidieron una serie de requisitos que no se cumplimentaron y se otorgó un lapso de 48 horas para el traslado de los reclusos.

Fotografía: El Informante 






Comentarios