Baldosas levantadas, suciedad y poca higiene en los baños son la postal de uno de los principales puntos de encuentro de líneas locales y nacionales en la ciudad. 


Que el estado de conservación de la Terminal de Ómnibus de la ciudad no es óptimo, está a la vista de todos, como también los perjuicios que pueden ocasionar a quienes todos los días circulan por la estación. De hecho, una mujer sufrió una caída cuando iba a tomar el colectivo, producto de una baldosa floja, y la imagen fue capturada por el celular de un pasajero.

Los primeros en advertir la situación fueron quienes se encontraban cerca de las plataformas de abordaje y personal de la policía local que custodia el lugar. Asimismo, se dio aviso a emergencias médicas por cualquier golpe que pudiera habérsele ocasionado por el accidente, pero la ambulancia demoró más de la cuenta y fue socorrida por la gente.

Si bien este hecho puede considerarse aislado, las críticas por el mal estado generalizado se repiten a diario. Suciedad, piso en mal estado, baños con escasa higiene y habitáculos sin poder usarse, conforman el paisaje de uno de los principales puntos de encuentro de líneas locales y nacionales. Además, de la inseguridad que es moneda corriente en la zona.




Comentarios