El Comando de Patrullas se presentó en el lugar y un oficial resultó herido. La menor está fuera de peligro y la familia pide que paguen los culpables. 


Tras conocerse la noticia del ingreso de una menor de 9 años al Hospital San Felipe con signos de haber sido abusada, el barrio Los Viñedos tomó el caso con mano propia y apedrearon la casa donde vivía la pequeña con su madre y su padrastro. Si bien la intención era incendiar la vivienda, el hecho se vio frustrado ante la llegada de personal del Comando Policial.

En la pelea entre vecinos y uniformados, un oficial resultó herido y se procedió a la detención de un joven de 15 años. Es que luego de constatarse que la pequeña presentaba sangrado vaginal y signos de maltrato físico, todas las miradas apuntaron a la madre y su pareja de 41 años por un presunto caso de abuso sexual, lo que convulsionó al barrio en su totalidad.

Por el hecho, quedaron detenidos los dos adultos, y quien tomó intervención en el caso fue la Comisaría de la Mujer y la Familia y personal de Policía Científica para peritar la ropa interior de la pequeña. Según declaraciones de su tía Alejandra Ruíz a Vía San Nicolás, la menor se encuentra actualmente fuera de peligro, pero pide condena para los autores del vejante hecho.

“Que se haga justicia, que esta lacra no salga más”, cargó contra el padrastro, a la vez que señaló a la madre como cómplice por ocultamiento y por mentirle a los médicos al sostener que su hija se había golpeado, versión que fue desestimada de inmediato y se dio aviso a la policía. “Tienen que pagar por el mal que hicieron. Ojalá nunca me los cruce”, soportó indignada.






Comentarios