Se está adquiriendo todo el equipamiento médico necesario, y finalizando con los detalles de pintura y cableado. 


Después de más de dos años de obra, el Hospital de Zona Norte está en su último tramo de ejecución, dado que sólo faltan ultimar detalles de pintura y cableado e incorporar el equipamiento médico necesario para comenzar a funcionar.

Está ubicado en una zona estratégica –en Avenida Illia y Zarcondegui-, que permitirá descongestionar el Hospital San Felipe y los distintos centros barriales para brindar un tipo de atención más compleja y fortalecer así la salud pública.

Desde la Secretaría de Salud Municipal apuntaron a Vía San Nicolás que se encuentran expectantes por la inauguración que podría darse para mitad de año. De hecho, este martes fue elegido como el lugar para presentar el SAME local.

En abril se recibió por parte del Juzgado de Faltas una donación para la compra de insumos básicos, imprescindibles para cualquier dispensario. Y si bien no cuenta con la superficie del otro nosocomio, tendrá múltiples servicios integrados.

Funcionarán consultorios odontológicos y ginecológicos, sala de rayos X, ecografía y mamografía, un laboratorio con dos boxes de extracción, además de un amplio salón y una farmacia para facilitar el acceso a los medicamentos.






Comentarios