Lo encontraron efectivos de Villa Mercedes en el patio de una vivienda cercana al robo. Está preso.


Un ladrón asaltó a un empleado de una estación de servicio del barrio La Ribera en la ciudad sanluiseña de Villa Mercedes, escapó, se escondió en el patio de una casa y amenazó a la Policía con un arma casera. Fue detenido, procesado por robo y enviado a la Penitenciaría de San Luis. 

Diego Andrés Barrera Leal, de 21 años, nunca imaginó que su destino iba a estar tras las rejas de la Penitenciaria provincial luego de robar nueve cajas de cigarrillos, pastillas de menta, pañuelos, varios encendedores y unos 700 pesos de la caja registradora. 

El hecho ocurrió el viernes 19 y luego de ser detenido, hace una semana, fue indagado por el juez de instrucción Penal 2, Leandro Estrada, pero no declaró y tampoco lo hizo después, en los seis días de prórroga del arresto que pidió su abogada.

El día el hecho, cerca de las 7:30, el ladrón entró a la estación de servicio YPF, en calle Adolfo Pérez 384 y Robustelli, asaltó a Matías Bosso, el empleado del lugar, y huyó a pie. Rápidamente el empleado llamó a su jefe, le avisó que acababan de robarle y, sin miedo, salió detrás del delincuente. A los pocos minutos, llegaron el dueño de la estación de servicio y los efectivos, según informó El Diario de la República.

Cerca del lugar del hecho, en una vivienda de la manzana 7228, los uniformados avistaron a un joven que les hacía señas. Era Bosso que les estaba diciendo que Barrera Leal estaba ahí. 

Agentes del grupo táctico COAR y del Comando Radioeléctrico establecieron un perímetro de seguridad para que el ladrón no pudiera escapar. Mientras, el resto de los uniformados de la Comisaría 29ª le pidieron a la dueña de la vivienda si les permitía entrar para aprehender al delincuente pero la dueña en un principio no colaboró

En eso que trataban de convencerla, se escuchó desde el patio como Barrera Leal gritaba: “Llamá al fiscal ¡De acá no me vas a sacar! ¡Tenés que tener una orden judicial para entrar acá!”.

Cuando la Policía logró entrar el delincuente sacó de su vientre un arma tumbera con la que amenazó a lo uniformados. Pero cuando uno de los efectivos le disparó hacia el suelo con su escopeta, para amedrentarlo, Barrera Leal tiró el arma casera. 






Comentarios