La joven puntana, a pesar del miedo, logró registrar todo con su celular. La amenazó con matarla si no le daba la tenencia de la hija.


Antonella Gatica tiene 25 años, es de San Luis, y harta de la violencia y el miedo a la que su ex pareja – y padre de la bebé de once meses que tienen en común – la sometía, se animó a filmar con su celular todo el violento episodio que vivió. Radicó la denuncia en la comisaria, pidió una orden de restricción y publicó el video en su red social. 

El video muestra fuertes imágenes de cómo Lucas Miguel Cortínez, padre de la beba, la amenaza y maltrata evitando que saliera de la casa. “Cuando se metió con mi bebé, pensé este fue el límite”, dijo la chica a El Diario de la República y luego reconoció que debería haberlo denunciado hace mucho tiempo, cuando estaba embarazada y decidió separarse. Pero el martes, junto fuerzas, lo filmó, lo denunció y pidió una orden de restricción.

El día que sucedió el terrible episodio, Gatica le había llevado la bebé para cumplir con el régimen de visitas tal como lo pautó la Justicia. Cortinez debía verla lunes, martes y miércoles de 18 a 21. Por orden del juez Suárez el tiempo compartido entre padre e hija debía darse bajo la supervisión de la madre.

La joven recordó que a los quince minutos de llegar al lugar le preguntó a Cortinez si había coordinado con la mamá de su otra hija (así las hermanas podían verse). Eso aparentemente lo sacó de las casillas, “se puso agresivo y comenzó a gritarme. Para evitar más violencia, le dije que me iba. Entonces me amenazó: ‘si te vas te voy a matar a vos y a tu mamá, y te voy a tirar a los perros” aseguró.

El video muestra todo, incluso en un momento aparece Mario, un empleado de la gomería de Suárez, ubicada en las calles Italia y Granaderos Puntanos, de la capital puntana.

Lejos de mediar y parar al agresor, se limitó a pedirle a los dos que hablaran y resolvieran las cosas. Inclusive hizo caso omiso al pedido de ayuda de la joven. Finalmente cansado de los gritos de auxilio, el agresor llamó a la Policía.

“La discusión, los empujones y los zamarreos duraron una hora, estaba desesperada y sentí que eran eternos”, relató Gatica y contó que luego, apenas pudo salir del lugar, realizó la denuncia en la Comisaría 6ª y ahora pide celeridad a la Justicia ya que no quiere volver a vivir un episodio similar.

Si sos víctima o conocés a alguien que sufra violencia de género llamá al 144, las 24 horas. O por Autopista al 4452000, a los internos: 3465 o 1109, si vivís en San Luis; o al interno 4916 si estás en Villa Mercedes.






Comentarios