Los beneficiarios del Plan de Inclusión Social entregaron más de 120 huevos y conejos de chocolate. 


La solidaridad es un rasgo que caracteriza a los beneficiarios del Plan de Inclusión Social, desde que fuera creado en el año 2003. Contagiados por ese noble sentimiento, es que el Grupo N° 44, del turno tarde del Parque IV Centenario, decidió repartir más de 120 huevos y conejos de chocolate en el Área Pediátrica del Hospital Central de la Provincia de San Luis.

Con ese espíritu desinteresado los beneficiarios colaboraron para realizar los huevos y conejos de chocolate.

Pero no es el único gesto solidario que los beneficiarios del Plan de Inclusión Social tuvieron esta semana. Este miércoles a la mañana, miembros del grupo 36 de Inclusión Social regalaron juguetes y juegos didácticos a los alumnos de la pequeña Escuela N° 122 “Alberto Williams”. Estos objetos educativos y de entretenimientos, realizados con materiales reciclados, fueron pensados y desarrollados por los trabajadores.

El grupo 36 continuará realizando juguetes, que próximamente entregarán en otras instituciones y merenderos.

En marzo, los miembros de este grupo tuvieron otro gran gesto: plantaron 2.200 árboles. Fue en el marco del Día Internacional de los Bosques. La forestación se realizó con fresnos, acacias, palownias, entre otras especies propias de cada zona a vera de la Ruta Nacional N° 147.​






Comentarios