Ludmila es una puntanita de 8 años que necesita una silla postural, un bipedestador, unas félulas y una cama ortopédica. ¡Si querés ayudar entrá y leé su historia!


Sasha Ludmila Benitez Alanis es una nena de 8 años que vive en San Luis capital y padece de parálisis cerebral, por lo que necesita urgentemente una silla postural, un bipedestador, unas félulas y una cama ortopédica. Su mamá, para adquirir todas esas cosas, esta juntando dinero y vende rifas, que tienen un costo de $30, en las que se sortea como primer premio un huevo de pascua gigante y de segundo una canasta, con aproximadamente doce huevos de chocolate; el ganador se conocerá el sábado 20 de abril por Lotería Nacional.

Soledad y Ludmila.

La mamá de la pequeña puntana se llama Soledad y en comunicación exclusiva con Vía San Luis contó que el sorteo será un día antes de Pascuas y que está vendiendo mil números, así que querés colaborar con ella y su hija debés comunicarte al teléfono: 0266-154003428.

“Gracias a Dios me han ayudado mucho mis amigos y compañeros de trabajo” dijo agradecida la mujer que trabaja en el área de limpieza de la Escuela Juan Pascual Pringles 

El caso de Ludmila se hizo conocido mediaticamente gracias a Sirur Maluf, un joven de 24 años que a los 19 sufrió un accidente – mientras veraneaba en Villa Gessel – en el que se lesionó la sexta vértebra cervical y una astilla del hueso le cortó la médula, lo que le causó un estado de cuadriplejia

Sin embargo, a pesar de todas sus dificultades, tiene un objetivo claro: ayudar a los demás. Es por eso, que el 24 de marzo, el joven cruzó a nado el Parque de Agua V Costanera, en Villa Mercedes, con el objetivo de dar a conocer el caso de Ludmila lograr conseguirle lo que necesita para vivir dignamente. 

“A mi Sirur un día me dijo una frase que me marcó a fuego: ‘El único que no te abandona en la vida es el pueblo’, porque siempre, en algún rinconcito, hay personas que con un gran corazón y a veces uno no saben que están; pero en los momentos más duros siempre hay alguien que realmente da las cosas de corazón o las hace sin pedir nada a cambio” expresó Soledad llena de amor y esperanza.

La madre de Ludmila confió a Via San Luis que tiene otro hijito de 3 años y, que junto con su abuela de 73 años, alquilan en la zona de la tercera rotonda de la capital puntana. “Está todo muy difícil, mi sueldo de 14 mil pesos apenas me alcanza para vivir, no podría jamás comprar una silla de más de 150 mil pesos“, explicó con tristeza.

Mirá también: Realizan una colecta para una nena con parálisis cerebral

Sin embargo Soledad, de 31 años, con una voz suave contó que a pesar de todas las dificultades sorteadas, aprendió muchas cosas en este tiempo. “A mi me crió mi abuela porque mis padres abandonaron cuando tenía un año, así que ella fue todo para mi, siempre estuvo en las buenas y en las malas; ella es mi gran madre”, recordó orgullosa. 

Reconoció que luego del nacimiento de ‘Ludmi’ pasaron por momentos muy duros, ya que hubo una mala praxis en su nacimiento, y “en ese momento (durante el parto) no quería ni reclamar del dolor que sufría; ahora ni todo el dinero del mundo podría remediar lo que vive mi hija, sin embargo creo que soy una mujer que afronta dia a dia lo que me toca; ya que con ella aprendí que el amor todo lo puede y que si uno le pone ganas a la vida, todo es mejor” aseguró Soledad y contó que todos los días se levantan a las 6:30 y que “Ludmi es una niña muy especial, ella aprende todo a su ritmo y tiempo. Todos los dias amanece con una sonrisa y es un gran motor para salir al mundo.”

Soledad y Ludmila Alanis, en un sorteo anterior en Nogolí.

“Este nuevo camino que estoy emprendiendo se lo debo mucho a Sirur, por la cruzada que hizo por mi hija” explicó Soledad y recordó una frase que leyó: “Si una personas que está pasando por un momento dificil te ayuda, eso si es amor”; y creo que él (Sirurtiene amor por la vida y lo niños. Es una persona que me escribe siempre, me pregunta qué necesitamos y creo que no tengo palabras para agradecerle todo lo que ha hecho por mi hija”. 

Si querés ayudar a Ludmila podés colaborar con la compra de un número o si no depositando cualquier suma de dinero que ayude a su mamá Soledad Tamara Alanis para que pueda conseguirle todo lo que su hijita necesita. CBU: 0110478730047818637715






Comentarios