Habría atacado a Matías Auderut con una picana y "tendría algún vínculo con el personal de seguridad y los dueños del bar" de la capital puntana. 


El jueves de la semana pasada, por el crimen de Matías Auderut, detuvieron en Nequén al segundo sospechoso, de apellido Pino, y arribó a San Luis el sábado por la noche. En estos días el juzgado Penal 3 lo citará a declarar. 

Pino está vinculado a la muerte Auderut (31) quien fue brutalmente golpeado el pasado 30 de diciembre en el bar Say No More, de la capital puntana, y agonizó hasta el 4 de enero en el Hospital San Luis.

La subjefa del departamento de Homicidios puntano, Lorena Martínez, dialogó con El Chorrillero y explicó que Pino tiene 28 años y es oriundo de la provincia donde fue arrestado.

El día que detuvieron a los primeros sospechosos.

“Una vez que obtuvimos el pedido de detención y sabiendo que era de Neuquén, solicitamos colaboración a los colegas por si llegaban a verlo. Lo localizaron, intercambiamos información y lograron aprehenderlo en cercanías a uno de los domicilios que habíamos aportado”, relató.

También contó que Pino al ser indagado por los efectivos, se desligó del caso manifestando que tenía conocimiento de que un juzgado sanluiseño lo había citado, pero que “no sabía” el motivo.

“Nosotros el día de ayer (por el sábado), después de que arribamos a San Luis lo trasladamos a las celdas disciplinarias de una dependencia de la capital y se lo puso a disposición del juzgado Penal N°3. Ahora resta que se determine el momento en lo llamarán a declaración”, explicó.

Auderut fue golpeado hasta quedar inconsciente. Si bien había sido trasladado al Policlínico Regional, días posteriores falleció por hemorragias múltiples. Hasta el momento el único procesado por “homicidio simple” y con prisión preventiva es Federico Ariel Zamudio, quien lo habría golpeado con una rueda de monociclo en la cabeza.

Familiares de Matías Auderut.

El otro sospechoso fue Gilcimar Vespo Souza, pero fue liberado de la causa por falta de mérito y trasladado a Buenos Aires, donde tenía pedido de captura por otro hecho. 

De acuerdo a información que le brindaron al papá de la víctima, Hugo Auderut, Pino habría atacado a su hijo “con una picana” y “tendría relación con el personal de seguridad y los dueños del bar”.






Comentarios