Los choferes de colectivo reclaman una deuda salarial. El domingo decidirán si el lunes habrá micros en la calle o no. 


El conflicto entre la empresa Transpuntano y sus choferes se recrudeció este viernes cuando los conductores de colectivos informaron que “se abstenían de trabajar” durante 48 horas. Reclaman que ​no se abonaron todos los sueldos al 100% correspondientes a diciembre. Algunos cobraron solo el 50% de su salario.

“No hubo avances en las negociaciones y, por eso, los compañeros decidieron a las 4:30 abstenerse de las tareas laborales y suspendieron el servicio por 48 horas. Esto no es un paro sino una abstención de trabajo”, explicó el secretario general de la UTA San Luis, Iván Piñeyro, al programa “Mañana es tarde” de Lafinur FM Radio.

Este jueves manifestaron que estaban en asamblea (que implicaba salidas de micros reducidas) desde el lunes porque “estamos atados a la Ley y no podemos declararnos en huelga hasta pasados cinco días de asambleas, que se cumplen el martes. Ya el 16 estaríamos habilitados a hacer paro”, explicó en diálogo con El Diario de la República. En esa línea, había dicho que de no llegar a un arreglo antes del lunes 15, el martes 16 sí se declararían en paro. 

Sin embargo, este jueves se “abstuvieron de trabajar” y no circularon colectivos. Tampoco lo harán el sábado. Y tras esa jornada, decidirán si continúan con la medida de fuerza por 48 horas más. 

La mañana de esate miércoles, el presidente de la empresa, Carlos Ponce recibió a los choferes, pero no llegaron a un acuerdo. Tras la reunión, el empresario dio una conferencia de prensa y dijo que “se adeuda un 50% de los sueldos a 22 de los 330 trabajadores, y que los salarios más bajos “ya fueron abonados”.

También criticó la protesta y la medida de fuerza “por demorar aún más” el pago de los haberes: “Todos los ingresos que se producían por el trabajo de los conductores estaba destinado a pura y exclusivamente al pago”.

Foto: Nicolás Varvara






Comentarios