Respira con asistencia mecánica y tuvo cuatro paros cardíacos en cinco horas. 


Un bebé de un año y tres meses pelea por su vida en el Hospital San Luis luego de caer en una pileta pelopincho de 1,50 por 0,80 metros. Ocurrió pasado el mediodía de este miércoles en el barrio Eva Perón.

El niño está en estado crítico y respira con asistencia mecánica y tuvo cuatro paro cardíacos en cinco horas. 

Cerca de las 13, el niño cayó a la piltea que tenía 30 cm. de agua. Al ser descubierto por sus padres, fue trasladado inmediatamente a la Comisaría 39ª para que lo reanimaran los oficiales.

“El papá, Juan Calderón, llegó corriendo con el niño en brazos pidiendo que lo reanimáramos porque se había ahogado en una pileta. Dijo que estaba jugando y de repente lo perdieron de vista él y la madre. Después lo encontraron boca abajo en la pileta”, recordó el oficial principal Patricio Escudero, de la Comisaría 39º.

Tras lograr que eliminara un poco de agua, los uniformados lo trasladaron al Hospital Cerro de la Cruz. Los médicos de este nosocomio pidieron ayuda a la jefa del SEMPRO y el niño llegó al Hospital San Luis con signos vitales.

El parte médico detalló que respira con asistencia mecánica y su estado es reservado, informa el Diario de la República. 






Comentarios