Se dirigía a su trabajo y fue atacada por delincuentes. Ella se resistió y terminó herida, los ladrones no se llevaron nada. 


El viernes a las 6 de la mañana, una mujer de 54 años se convirtió en una nueva víctima de la inseguridad que parece no tener fin en San Luis. Ella iba en su bicicleta a trabajar, fue sorprendida por unos delincuentes que la increparon y quisieron quitarle su rodado a la fuerza. Como se resistió al robo, inmediatamente le propinaron tres puntazos.

Tras el ataque, los delincuentes se dieron a la fuga sin poder llevarse nada.

​Ella iba por calle Aristóbulo del Valle, en sentido este, cuando a metros de llegar a calle Los Inmigrantes fue sorprendida por los ladrones. Tras el ataque, los delincuentes se dieron a la fuga y no se llevaron nada, informó El Chorrillero.

​La víctima fue asistida por una ambulancia del Sempro y gracias a una prenda de abrigo que tenía puesta, las heridas no fueron de gravedad.






Comentarios