Así lo decidió el área Bromatológica municipal de la ciudad sanluiseña de Villa Mercedes luego de constatar las "irregularidades en materia sanitaria", además había bebidas alcohólicas sin declarar.


El martes el área Bromatológica de la Comuna de Villa Mercedes, de San Luis, clausuró el depósito de un supermercado, ubicado en General Paz 1212, porque presentaba graves irregularidades en materia sanitaria y aseguraron que había una gran cantidad de excremento de ratas. Los inspectores aclararon que el comercio acumula reiteradas faltas por evasión de mercadería, venta de productos vencidos o en mal estado y ahora sumaron la presencia de heces de roedores.

La falta de higiene y el desorden es uno de los principales problemas con los que tienen que lidiar los entes municipales cuando realizan los controles de rutina en los diferentes autoservicios que hay en la ciudad. Es por eso que Bromatología decidió clausurar el lugar luego de constatar las “irregularidades en materia sanitaria”. Además había bebidas alcohólicas sin declarar, según informó El Diario de la República.

Súper Chimy. El local está abierto al público y el depósito, que está a pocos metros, tiene pegadas seis fajas de clausura preventiva. Foto: El Diario de la República.

La jefa del área de Bromatología de la Municipalidad, Luciana Bertozi, comentó que cómo fue la situación que terminó con una clausura. Dijo que les avisaron que un camión que se dirigía hacia ese lugar no había pasado por Cabina Sanitaria para declarar los productos que llevaba. Es por eso que fueron al local a realizar la inspección de rutina, al igual que la que hacen en cualquier otro comercio habilitado para la venta de alimentos.

La encargada de la inspección manifestó que lo primero que notaron fue el desorden y la suciedad que había en el interior del depósito. “El lugar no cumplía con las condiciones higiénicas y bromatológicas adecuadas y también encontramos una cantidad de bebidas alcohólicas que no habían sido declaradas”, detalló.

A su vez, comentó que tener los depósitos desorganizados es una cosa que sucede siempre en muchos locales, pero solo hacen una multa y les dan unos días para que lo limpien. “Cuando hay muchas cajas con mercadería suele pasar que haya desorden, pero al descubrir la presencia de excremento de roedores tuvimos que proceder a la clausura de ese sector”, señaló.

Este autoservicio tiene reiteradas actas por evasión de mercadería y decomisaron una gran cantidad de productos vencidos o que no fueron registrados en la Cabina Sanitaria. “Cuando le pedimos al propietario que nos muestre la carpeta técnica del control de plagas, que abarca la desinfección, desinfectación y desratización del local, no estaba actualizada”, sostuvo Bertozi, quien aseguró que a las infracciones las enviaron al Tribunal Municipal de Faltas.

Mientras tanto la responsable adelantó que el depósito permanecerá cerrado, ya que lo tienen que controlar en conjunto con la empresa de desinfección: si la mercadería está bien conservada, si no están rotas las cajas, si tienen una tarima abajo y si están separadas de la pared para que puedan realizar la limpieza correspondiente. “Antes los comerciantes eran más descuidados con los lugares donde guardan la mercadería, pero ahora están más controlados y hacen mejor las cosas”, expresó la bromatóloga, que luego destacó que en la parte de ventas del local no encontraron ningún producto en mal estado ni suciedad, por lo tanto seguirá a disposición del público.




Comentarios