La víctima fue una señora de 87 años de la localidad de Concarán, en San Luis. Los simuladores alcanzaron a llevarse un collar de plata. La empresa Edesal alertó a la población.


El martes dos hombres vestidos como trabajadores de Edesal, la empresa de energía de la provincia de San Luis, entraron a robar a la casa de una anciana de 87 años, de la localidad de Concarán

El hecho tomó repercusión mediática luego de que dos hombres entraran a la casa de una señora mayor diciéndole que había una falla en el circuito eléctrico, por lo que recorrieron las distintas habitaciones. Pero la empresa Edesal, negó a El Diario de la República que el operativo sea de ellos.

Trabajadores de Edesal.

La casa de la señora está ubicada justo frente a la terminal de ómnibus de Concarán, con la excusa de arreglar un desperfecto eléctrico, le dieron un aparato que se iluminaba en caso de encontrar una falla en el circuito de cableado, y recorrieron las distintas habitaciones conectándolo a un toma corrientes. 

Pero afortunadamente el hijo de la señora llegó justo a visitar a su madre y los dos hombres rápidamente abandonaron la casa. Sólo alcanzaron a robar un collar de plata que tenían al alcance, según informaron desde la Unidad Regional III de la Policía de San Luis.

La empresa de electricidad Edesal negó estar realizando este tipo de tareas y alertó a los ciudadanos que sus empleados no ingresan al interior de los domicilios ante ningún motivo.

Además registraron otro caso similar en Villa Dolores, Córdoba, y la víctima confirmó no haber visto nunca a esos hombres en el pueblo.




Comentarios