El senador nacional por San Luis remarcó su postura en defensa de "las dos vidas" y pidió que se "implementen ideas superadoras que trabajen sobre las causas de soluciones extremas".


Luego de la histórica sesión en el Senado de la Nación donde la legalización del aborto fue rechazada por 38 votos en contra y 31 a favor, el senador Claudio Poggi representante de la provincia de San Luis, por Avanzar y Cambiemos, sostuvo su postura negativa en relación a la Interrupción Voluntaria del Embarazo

Durante su exposición ratificó su defensa a “las dos vidas”, que fundamentó desde sus convicciones y desde el punto de vista constitucional. Sobre el proyecto explicó que su voto tuvo en cuenta a la Constitución de la Provincia de San Luis, que “en dos de sus artículos establece concepciones muy claras sobre la vida” aseguró.

Particularmente explicó que en el artículo 13, donde se habla del respeto y la protección de la vida, indicó que la misma es intangible y basándose en la definición de la Real Academia Española, “no debe o no puede tocarse y en ese sentido es deber de todos protegerla, en especial de los poderes públicos”.

A su vez el artículo 49 establece que el Estado sanluiseño “protege a la persona humana desde su concepción; esto no admite dudas, es clarísimo”. En el mismo eje resaltó que podría hacerse un análisis similar teniendo en cuenta la Constitución Nacional.

Claudio Poggi desde su oficina en el Congreso de la Nación.

“Adelanto mi rechazo y lo digo por mis convicciones y por las convicciones de miles de sanluiseños que me lo hicieron saber, no es un rechazo del no en sí mismo, uno no vive en una burbuja. El aborto existe, es clandestino, puede correr riesgo de vida la mamá y en el mismo acto el niño muere; legalizándolo no vamos a resolver las causas de los mismos”, afirmó.

“Incorporemos soluciones que cuiden las dos vidas y protejan a la familia. Para poder avanzar en estas acciones debemos bajar los decibeles de los fundamentalismos, los nuestros y los de la sociedad, evitar ahondar en los fanatismos, sino pasa esto, terminamos discutiendo soluciones extremas como el aborto cuando en realidad tenemos que actuar contra las debilidades”, concluyó. 




Comentarios