El sábado 21 de julio Lina, Sentia y Nataly llegaron junto a sus padres desde Siria. Los 80 alumnos de la escuela "Corazón Victoria" les dieron una cálida bienvenida. 


Desde las ciudades sirias de Homs y Damasco, el sábado 21 de julio, arribaron a la capital puntana dos matrimonios y tres niñas: Lina, Sentia y Nataly, quienes el miércoles empezaron a estudiar en la Escuela “Corazón Victoria”.

Las niñas refugiadas sirias, junto a sus padres, intentan rehacer su vida. Es así que unos minutos después de las 9:30, entraron a la escuela junto a Amani y Hussam, Silva y Jan, papás y mamás ansiosos, alegres y expectantes ante el estreno escolar de las niñas, informó El Diario de la República.

Lina, Sentia y Nataly. Foto: Martín Gómez.

Con papeles, globos, porras y carteles que auguraban por “paz”, “amor” y “amistad”, los 80 alumnos de la primera escuela generativa de la provincia, les dieron una cálida bienvenida. 

Por su parte el profesor de educación física organizó un juego entre todos para que empezaran a conocerse. Las nuevas alumnas compartirán un refrigerio con sus compañeros, el miércoles en su primer día de clases.

El día que las familias sirias llegaron a San Luis. Fotos: Alejandro Lorda.

Mikel y José, dos chicos de 11 y 9 años que también vinieron de Siria y ya hablan muy bien español, se comprometieron a ayudar a Lina, Sentia y Nataly a hacer las tareas. También con el idioma.  Todo suma para darles una mano a las nenas que hoy se cargaron la mochila y volvieron a clases.

Ya son 46 los refugiados sirios que cobija la provincia de San Luis, desde que puso en marcha el Corredor Humanitario de San Luis. Todos viven en las residencias estudiantiles de la Universidad de La Punta. 




Comentarios