Tiene 24 años, es de San Luis y ya había cumplido una condena por violar esta orden judicial. 


Un joven de 24 años de San Luis fue detenido y encarcelado por violar la orden de restricción que tiene hacia su ex pareja. Pero no es la primera vez que lo hace, ya cumplió una condena por desobedecer esta orden judicial. 

Federico Emmanuel Basconcello fue descubierto por su ex cuñada en la plaza Divino Niño que está frente a la casa de su hermana, en el barrio Feliciano Sarmiento el sábado 30 de junio en la tarde. Desde entonces está en el penal provincial.  

En marzo de 2016 una jueza de Familia y Menores de Villa Mercedes le prohibió estar a menos de 200 metros de su ex, Aldana Araceli Saldaña. Ella lo había denunciado por violencia física y mental durante los tres años que duró la relación. A los seis meses, Basconcello violó la restricción de acercamiento y el juez Contravencional y Correccional Santiago Ortiz lo procesó y lo envió al penal por desobedecer esa orden.

Al cabo de un año y medio recuperó la libertad y volvió a desobedecer  la orden de acercamiento. El mismo juez volvió a procesarlo por el mismo delito. 

Hace apenas tres meses, el 18 de abril, el Juzgado de Sentencia lo condenó a un año y siete meses de prisión por aquella primera violación a la prohibición de acercamiento y por otras causas: hurto, daños y amenazas contra su ex. Pero ese castigo se dio por cumplido con el tiempo de encierro que el hombre ya llevaba en la cárcel, informa Diario de la República. 

Basconcello tenía un taladro en la mano y, según el portal mencionado, estaba borracho. La prueba de alcoholemia dio que tenía 3,64 gramos de alcohol en sangre. Estaba sentado en un banco mirando fijo a la casa de su ex. 




Comentarios