A casi cinco meses del crimen del estilista puntano, sus familiares piden Justicia: "estamos cansados de esperar y no tenemos respuestas".


Familiares y amigos decidieron movilizarse para llamar la atención de la Justicia porque están por cumplirse cinco meses del asesinato de Félix Alberto Dip, a quien encontraron estrangulado con un cable en el local donde ejercía su profesión como estilista, en la ciudad de San Luis.

La marcha por el pedido de justicia será el 4 de julio -fecha en la que se cumplen cinco meses desde de la muerte- la convocatoria comenzó a difundirse por redes sociales. El punto de encuentro será en la intersección de las calles Mitre y 9 de Julio y desde allí se dirigirán hasta el Poder Judicial.

Graciela Ortega, tía de la víctima, en diálogo con El Chorrillero y dijo que “ya pasaron cinco meses y no sabemos nada sobre su asesinato, estamos cansados de esperar y no tenemos respuesta. Queremos justicia para mi sobrino, que se sepa lo que sucedió”.

PELUQUERO ASESINADO SAN LUIS

El peluquero de 47 años fue encontrado estrangulado cerca de las 23:30 del pasado 4 de febrero. Estaba tendido en el piso de una habitación del local donde funcionaba su peluquería, ubicada sobre 9 de Julio al 1110, entre Mitre y Chacabuco.

La noche del trágico hecho, Félix había salido con amigos, pero como no regresaba a su casa y no supieron de él por muchas horas, los familiares se preocuparon y fueron hasta la peluquería. Allí advirtieron que el automóvil de la víctima, un Volkswagen Fox, se encontraba estacionado y la puerta del negocio estaba “entreabierta”. Su tio al abrir la puerta se encontró con la peor imagen. 

A punto de cumplirse cinco meses del asesinato de Feix

La autopsia determinó que el peluquero sufrió “asfixia por ahorcamiento” por el cable que tenía en su cuello y en su mano derecha.

Diana Bernal, abogada de la familia del estilista, declaró a dicho medio que solicitó una serie de medidas como la declaración de testimoniales pero “todavía no se han cumplido”, sin embargo destacó la labor que tuvo la División de Homicidios durante los 60 días que tuvo a cargo de la causa. Además, adelantó que el juzgado Penal Nº1 ordenó que se realicen pruebas de ADN sobre las muestras que fueron colectadas por la instrucción policial.

Donde funcionaba su peluquería, ubicada sobre 9 de Julio al 1110, entre Mitre y Chacabuco.

Cuando ocurrió el hecho el juez del Crimen Nº2, Marcos Flores Leyes, intervino en la investigación en calidad de subrogante. En ese momento, el magistrado dijo que en la escena del crimen hubo forcejeos, pero el ingreso a la peluquería no había sido violentado.

“No nos explicamos lo que sucedió porque fue una persona excelente, nuca tuvo problemas con nadie. Desconocemos por qué no hay detenidos o algún indicio por lo menos para que uno tenga conocimientos de lo que pasó”, concluyó Ortega.




Comentarios