Tiene 25 años y el episodio de cómo se generó el fuego es confuso. Cumple condena por homicidio.


Un preso de 25 años alojado en el Servicio Penitenciario de San Luis está internado en terapia intensiva luego de sufrir quemaduras durante un incendio en su celda. El episodio es confuso y todavía no está claro cómo sucedieron los hechos y por qué el caso trascendió el miércoles en la noche si ocurrió el lunes a la mañana. 

Orlando Geraint Griffiths tiene múltiples quemaduras y está internado en el hospital de San Luis. Según relató su hermana, será sometido a una cirugía y correría riesgo de perder una de sus manos. 

El hecho ocurrió en el pabellón N el lunes a las 8.35. El director del Servicio Penitenciario, Segundo Gimenes declaró que el recluso reclamaba que le llevaran agua a la celda y por eso prendió fuego el colchón.  El Ministerio de Seguridad de la provicnia no emitió un parte informativo. El hecho trascendió recién el miércoles a la noche gracias a información a la que accedió El Diario De La República. 

Gimenes dijo también que el pabellón completo se descontroló y que “el herido antes de ser llevado al hospital adujo que quien prendió fuego fue su compañero de celda, pero la Policía todavía no le ha tomado declaración a ese preso”.

La hermana del interno, Karina cuestionó el accionar de la Policía. La familia de Griffiths se enteró que el joven estaba internado el  lunes en la noche. “Nos dijeron que tenía quemaduras leves y que en dos días volvía al pabellón”, pero otros reclusos precisaron que “lo prendieron fuego y le pegaron cuando ya estaba quemado”.

Griffiths cumple condena porque en un intento de robo mató a un hombre, informa Diario La República




Comentarios