Tuvo cautiva a su víctima y a la hija que tienen en común durante seis meses. Denuncian violaciones, quemaduras con cigarrillo y agua caliente, fracturas y lesiones en los dientes.


La Cámara del Crimen N° 1 de San Luis reanudó este martes el juicio contra Rodolfo Daniel Gómez, acusado en 2017 de haber secuestrado a su pareja durante seis meses en la habitación de un departamento ubicado en una zona céntrica de la capital provincial, donde la torturó y sometió a abusos sexuales.

Según fuentes judiciales, Gómez, de 42 años, está preso desde el 13 de junio de 2017 bajo la acusación de “homicidio calificado en grado de tentativa por violencia de género y por el vínculo, privación ilegítima de la libertad agravada y abuso sexual”, contra una mujer de 37 años y de una hija en común de 9 años, que compartía el cautiverio de su madre.

La mujer y la niña lograron escapar y según las fuentes policiales y el testimonio de la madre de la víctima, “sufrió violaciones, golpes de puño, quemaduras con cigarrillo y agua caliente, fractura de peroné y lesiones en los dientes, por lo que quedó internada en el Hospital público de San Luis”.

En declaraciones periodísticas, la mujer dijo que su hija fue víctima de una relación tortuosa en la que el “maltrato por parte de Gómez era constante”, la sometía a una relación “inestable”, a veces “la traía a casa y otras desaparecían y no podía verla”, relató.

En el allanamiento de la casa donde estuvo cautiva la mujer se encontraron armas de fuego, municiones, drogas y ropa de mujer, informó la policía durante la investigación.

El acusado brindó declaración indagatoria el viernes último, donde negó haber privado de la libertad a su ex pareja y a su hija, y aclaró que no convivía con la víctima; luego fue el turno de la mujer que continuará hoy con su declaración y luego la de su madre, primera denunciante en la causa, ante el Tribunal.




Comentarios