La joven denunció el hecho por redes sociales. Aseguró que también fue maltratada por quienes trabajan ahí.


El lunes Micaela Guerrero, estudiante de periodismo, denunció por redes sociales que quiso ir a estudiar a la biblioteca “Antonio Esteban Aguero” de la Universidad Nacional de San Luis (UNSL), en la capital puntana, pero no la dejaron ingresar por vestir pantalones cortos.

Afuera hacían mas de 30ºC, pero para el personal de la casa de estudios ninguna persona puede entrar a las instalaciones vestida así. Parece increíble que algo así pase en pleno siglo XXI, pero sucedió y el hecho se volvió viral.

“Hola, me prohibieron entrar a la biblioteca por traer short a la universidad, en esta época dónde el calor es insoportable y la temperatura excede los 30° no puedo estudiar de forma cómoda, pedí el reglamento de la biblioteca y decía ‘venir a la biblioteca vestido correctamente e higienizado’ ¿que es vestir correcto?” cuestionó la joven estudiante y contó que el personal que trabaja en el lugar le gritó frente a las demás personas que estaban ahí.

Biblioteca de la UNSL.

“Fue para mí una situación muy vergonzosa y fuera de lugar” confesó la joven en un posteo en Facebook.

Según le dijo la joven a El Diario de la República, esta situación ya ha pasado en otras oportunidades. “No es la primera vez que pasa, a una compañera ya no la habían dejado entrar por usar vestido. Cuando subí mi reclamo a Instagram me empezaron a llegar comentarios de situaciones similares”, reveló Guerrero.

Más tarde la joven publicó en su red social que presentaron una nota, poniendo al tanto de la situación, al flamante rector de la UNSL, CPN Victor Moriñigo. 

Nota al rector de la UNSL.

Nota al rector de la UNSL.




Comentarios