La marcha se realizará el viernes a partir de las 16 horas en la plaza Pringles, de la capital puntana, hasta el lugar del accidente. La organización Madres del Dolor también participará.


El domino 3 de noviembre, pasadas las 00:20, Diego Ezequiel Ascurra (30) iba en bicicleta entre el puente Favaloro y la Primera Rotonda de la capital puntana, hasta que fue embestido por Sergio Daniel Candia (25) que manejaba alcoholizado en un Volkswagen Gol rojo. Ascurra falleció y ahora sus familiares y allegados realizarán una bicicleteada en pedido de Justicia.

​El objetivo de la manifestación, además de pedir que se haga Justicia por la muerte del hombre que hacía dos meses se había recibido de policía, es que se tome conciencia para evitar que sigan ocurriendo muertes a causa de automovilistas alcoholizados.

La bicicleta de Ascurra quedó debajo del auto de Candia. Foto: Policía de San Luis

A la movilización se sumarán la organización Madres del Dolor, que el lunes, marchó por el centro puntano por una ley de tolerancia cero de alcohol en sangre para conductores de vehículos.

La marcha será el viernes a partir de las 16 y tendrá como punto de encuentro y de partida la plaza Pringles, en el centro de la ciudad, irán hasta el lugar el lugar del accidente y realizarán un homenaje a Ascurra.

Los organizadores piden que toda la comunidad de San Luis se sume a la manifestación ya sea en bicicleta, en moto o caminando.

Jaime Ascurra, padre de la víctima, dialogó con el programa Amanecer Informados de Radio Nacional San Luis y manifestó con mucho dolor que “esta no será la ultima vez que pase esto, si no hacemos algo”; luego pidió a las autoridades que apliquen las leyes y haya mayores controles en los automovilistas.

Diego Ezequiel Ascurra.

El padre de Diego no pudo evitar recordar la última vez que lo vio con vida, recordó que su hijo había cenado con la novia y su suegro. “Vino un arma asesina, con un montón de alcohol en su cuerpo y a alta velocidad y lo mató”, manifestó con mucho dolor.




Comentarios