La mujer de 21 años habría dado a luz en el baño del Hospital del Sur de la capital puntana. El bebé fue hallado en una bolsa y envuelto en una campera en un cesto de basura.


El martes Mónica Roxana Zigman de 60 años y Romina Cecilia Jaime de 21 fueron llamadas a declarar al juzgado Nº 2, a cargo del juez Ariel Parrillis, porque están sospechadas de haberle causado la muerte al bebé a los minutos de nacer en el baño del Hospital del Sur, en la capital puntana.

Si bien ambas se negaron a declarar y pidieron una prórroga de ocho días, su abogado defensor Héctor Zavala Agüero explicó a la prensa: “Recién en este momento se levanta la reserva del caso así que voy a estudiar las pruebas que llevaron al juez a llamarlas a indagatoria. Por otro lado, tuve contacto con ella recién anoche (lunes) a las 20 aproximadamente, la he visto muy poco. La sensación que da siempre es la de una persona cuya edad madurativa no coincide con su edad biológica”.

Según el letrado la joven le expresó que no sabía que estaba embarazada y “que menstruaba con normalidad” y que no presentaba “ningún síntoma”.

“Nada dice que ella haya sospechado antes de su estado de embarazo avanzado. Nadie del entorno ni tampoco los profesionales que la asistieron antes. Ella tuvo un accidente donde fue revisada por personal médico también de este mismo hospital. Hay una certificación médica de unos cuatro meses antes, y no consta el estado de embarazo” explicó Zavala Agüero y añadió que “no hay pruebas certeras que indiquen que la joven haya tenido conocimiento de su embarazo”.

Mónica Roxana Zigman, de 60 años y Romina Cecilia Jaime, de 21. Foto: El Chorrillero

“Lo que me dijo la mamá es que ella recibió la campera y estaba empapada en sangre, que le preguntó al médico dónde la podía arrojar y el médico le dijo ahí en ese lugar (un tacho de basura) del consultorio” contó y sumó que la madre de la chica “no pudo tener conocimiento alguno de lo que recibió en las manos y arrojó a la basura”, y que lo hizo porque estaba lleno de sangre.

El caso

A mediados de julio Jaime llegó al Hospital del Sur, en cercanías al barrio San Luis XV – donde vive la joven- acompañada por su madre con un fuerte dolor abdominal.

En un momento pidió ir al baño, allí habría dado a luz y cuando vieron que había perdido mucha sangre los profesionales médicos decidieron derivarla a la Maternidad “Teresita Baigorria”.

Hospital del Sur, en San Luis.

En dicho nosocomio ella contó que había tenido un bebé pero que estaba en un cesto de basura de donde la atendieron en un primer lugar.

La autopsia determinó que el niño nació “vivo”, de parto natural sin complicaciones y pesó 2,600. Lo encontraron muerto en un tacho de basura y envuelto en una campera. La causa de muerte fue una “asfixia mecánica”.

Fuente: El Chorrillero





Comentarios