Tiene 34 años y es de Pergamino. Habla en primera persona porque luchó contra un Linfoma de Hodgkin. Llega a San Luis.


Maximiliano Nicolás Morales es un médico de Pergamino que tiene 34 años y en el 2011, cuando iba a rendir para hacer la especialidad de Cardiología, le diagnosticaron un Linfoma de Hodgkin. Luego de un autotrasplante en el 2013, su hermana le donó la médula y fue nuevamente trasplantado.

Cuando estaba internado para recibir el trasplante, hizo un video para ayudar a las personas que estaban pasando por la misma situación. Lo subió a Facebook y entre miles de personas, llegó a un puntano que iba a recibir el mismo tratamiento. Fue ahí que comenzó la relación con Jorge Más, un joven que fue trasplantado de médula el 23 de mayo del año pasado. Se pusieron en contacto y construyeron una amistad. Este lunes, Morales llegó a San Luis, para reunirse con su amigo y para transmitir su experiencia de vida.

A la mañana se encontró con Jorge Más y su esposa en Terrazas del Portezuelo. También estaba presente la ministra de Salud, Silvia Sosa Araujo, y el representante del Cucai San Luis, Marcelo Dasso. A la tarde dio una charla para transmitir su experiencia y concientizar a estudiantes de Medicina de la Universidad Católica de Cuyo, entre otras actividades.

Entre risas, el médico contó que a Jorge lo “maltrató un poco”, cuando lo conoció. “Si bien soy médico y uno tiene tacto y su ‘fórmula de la coca cola’ para llegar al paciente, obviamente que corro el riesgo que alguna vez no me sirva y el paciente se enoje, por suerte ahora viene con efectividad”.

Maxi Morales en San Luis junto a Jorge Más.

¿La “fórmula de la coca cola” es estar en el lugar del paciente?

Maximiliano: La “fórmula de la coca cola” fue ponerse en el lugar, aunque no necesariamente te da las herramientas. Yo siempre digo, que la educación emocional que uno recibe en la casa es lo que realmente te levanta o te hunde, en cualquier ámbito en la vida. Gracias a Dios, mis padres me dieron una buena educación emocional, y eso generó que yo pudiera hacer una buena resiliencia para enfrentar cualquier cosa, en este caso un tratamiento oncológico.

El video donde Maximiliano cuenta su experiencia surgió a partir de uno que hizo en el 2012. “Hice uno para una amiga que necesitaba un trasplante de médula y falleció. Uní ese video con el mío yo trasplantándome y a mi hermana trasplantándome. Lo subí a Facebook y hasta ahora lleva 1.200.000 reproducciones, se me fue de las manos. Tengo que aportar algo para que sirva para alguien más. Con cada mensaje de familiares que me han escrito, se potencia el saber que falta mucho por hacer y ayudar. Me escribieron de América del Sur, centro América, Estados Unidos y de Europa”, contó el médico.

Además, aseguró que es hermoso compartir su experiencia como paciente. “Médicos hay miles, pero no sé cuántos te pueden hablar de manera descontracturada, mi mamá es docente algo se debe haber trasmitido, es una satisfacción. Uno en un momento se encuentra encerrado entre cuatro paredes y busca la forma de poder ayudar, aunque sea por las redes sociales. La devolución fue muy grande, más de 200 pacientes me escribieron y eso a uno le da la certeza de que está sirviendo”, agregó.

Como ayudar a salvar una vida con la donación de médula

Morales explicó que para donar médula hay que anotarse como posible donante “siempre aclaro esto, porque cuando una persona se anota, no significa que sí o sí, vaya a donar, ya que puede ser que no te llamen nunca en la vida, porque no se encontró el paciente que era compatible con vos”. El primer paso es una extracción común de 380 mm de sangre, eso se manda a analizar para conocer su código genético y se coloca en un sistema internacional, con todos los datos de todos los donantes del mundo.

En San Luis las personas interesadas en donar médula pueden inscribirse en el Banco de Sangre Provincial y en Cucai san Luis, que se encuentran en el predio del Hospital San Luis.

En las redes

El médico tiene un canal de Youtube con su nombre y además está en Facebook e Instagram.





Comentarios