Hernán Pastén, un sanjuanino de 23 años, está grave. Los papás hablaron del difícil momento que atraviesa la familia.


Antonio y Mabel son los papás de Facundo Pastén, el joven que salvó a un niño de morir electrocutado mientras jugaba con un barrilete en la provincia de San Juan. Todo ocurrió cuando el juguete se enredó en unos cables de alta tensión y el chico de 23 años decidió ayudar al menor sin imaginar el desenlace. Ahora se encuentra internado en grave estado, según el testimonio de la familia, con el 99% del cuerpo quemado.

“Tiene todos los órganos quemados. Está en estado vegetativo, coma inducido, con posibilidades muy pocas de vida. Hay que pedirle a Dios nada más. Todos los días nos van a dar un parte médico. Anoche lo vimos un ratito nomas porque no nos podemos acercar, no se puede mover”, comentó el padre, angustiado, a Canal 13.

El incidente sucedió el pasado sábado en el Lote Hogar Nº3 de La Bebida, en el departamento Rivadavia. Los papás de Facundo comentaron que el joven estaba camino a la casa de su novia cuando observó que el volantín de un chico se enredó en unos cables e intentó ayudarlo. Es que en ese entonces el niño agarró la cuerda (de algún material conductor todavía no identificado) para bajar el barrilete, pero Pastén interrumpió la acción y recibió inmediatamente el impacto.

“El chico era amigo del niño de la pareja de mi hijo. Facundo ha visto que el chico estaba en peligro porque se estaba acercando a la alta corriente la cola del volantín y él ha corrido. Ahí es donde lo ha tocado al niño la corriente pero cuando él lo saca al niño se le viene toda la corriente a él. Él tomó la cuerda”, contó Mabel.

Joven electrocutado.

Según los padres de la víctima, el niño de 10 años también está internado en estado delicado, aunque las primeras versiones habían indicado que estaba fuera de peligro: “También estaba quemado. Recibió parte de esa descarga. Ha perdido un oído el nene, tiene la parte derecha del cuerpo quemada. También está mal”, dijo el papá de Pasten.

Ambos se encuentran internados en el Hospital Marcial Quiroga




Comentarios