Se trata de un ex soldado de la provincia de San Juan. El juez lo procesó e irá a juicio.


Un soldado de 30 años fue procesado en la provincia de San Juan por haber corrompido, durante años, a su propia hija. A tal punto habrían llegado los abusos que la nena, hoy de 12 años, considera que está enamorada del hombre. El presunto violador fue procesado por el juez Martín Heredia Zaldo, del Cuarto Juzgado de Instrucción, que lo considera culpable del delito de abuso sexual con acceso carnal reiterado y corrupción de menores agravados por el vínculo.

Según publicó Diario de Cuyo, fue la madre de la menor quien descubrió los mensajes entre padre e hija el pasado 30 de febrero, cuando tomó el celular de la niña para buscar el suyo.  Además de eso, la mujer se interesó por los mensajes entre su hija y su ex marido y descubrió el horror.

“Que rica que estás (…) Disfrutá, mirá que p… hay muchas”, decía el padre. “Pero ninguna como la tuya mi muñequito”, respondía su hija, de apenas 12 años, decían los mensajes que encontró la madre, según publicó el diario local.

La mujer decidió avisarle, en el acto a su pareja para denunciar pero antes tuvo una charla a solas con la niña para confirmar lo sucedido. La mamá grabó la conversación con la niña que confesó todo y luego confrontó al padre biológico y abusador. Con esas pruebas y el examen médico el ex soldado terminó de complicarse. Es que la Cámara Gesell a la menor demostró que los ultrajes comenzaron a los 10 años cuando el papá se llevó a su hija a dormir con él y le mostró una película porno para luego abusarla. La menor había naturalizado a tal punto lo sucedido que hasta creyó estar enamorada del abusador.

El ex soldado, por orden del juez Heredia Zaldo, seguirá preso en el Penal de Chimbas hasta tanto llegue el día de su juicio oral.






Comentarios