Es para los dos principales santuarios que tiene la provincia cuyana: la Difunta Correa y San Expedito.


Llega Semana Santa a todo el país y en San Juan esperan la llegada de más de 40 mil peregrinos a dos de los santuarios más importantes de la provincia. Se trata del santuario de San Expedito, ubicado en la localidad de Bermejo y el de la Difunta Correa, en el Vallecito, ambos lugares en Caucete, un departamento alejado de la Capital de San Juan.

Es que la Semana Santa coincide, este año, con las fiestas patronales de San Expedito, el santo de las causas justas y urgentes. Así lo aseguró Daniel Rojas, administrador del paraje de la Difunta Correa, a Diario La Provincia SJ.

“Este año coincide Semana Santa con las fiestas patronales por San Expedito, en Bermejo. Así que estimamos una concurrencia multitudinaria ya que los peregrinos suelen recorrer ambos santuarios. Nos estamos preparando con servicios, con el camping en condiciones para quienes quieran acampar y vamos a extremar las medidas de seguridad y limpieza”, aseguró Rojas.

Al administrador también agregó que muchos de los jinetes que participaron de la Cabalgata de la Fe a la Difunta, prometieron volver para Semana Santa.

“Muchos de los que participaron de la Cabalgata de la Fe prometieron volver y son, sin dudas, promotores de la Difunta Correa. Recibimos mucha gente y todo salió como esperábamos. Por eso estamos muy expectantes con Semana Santa. Tanto la Difunta como San Expedito han crecido en devoción de fe y familias enteras vendrán a cumplir con su visita”, destacó el administrador.

Rojas también explicó que en los puestos de comidas de ambos lugares hay “para todos los gustos”. Sin embargo,  sí aclaró que nadie escapa a la crisis y por eso muchos comerciantes optaron por hacer descuentos y promociones para aumentar las ventas de los turistas que visitan ambos santuarios sanjuaninos.  Ambos santuarios son muy famosos en la provincia y también afuera de ella porque son miles las personas que se acercan todos los años para pedirle algo o hacerle promesas a la Difunta y a San Expedito.






Comentarios