La menor de 17 años estaba desaparecida desde el sábado. La hallaron con su pareja, merodeando en una plaza puntana.


Después de cuatro días encontraron en la provincia de San Luis a Guadalupe Coria, la joven de 17 años que había desaparecido en San Juan y era intensamente buscada por la Policía. La menor había escapado de su casa con su pareja, un tatuador y artesano identificado como Hugo Chávez, tras mantener una fuerte discusión con sus padres. La familia radicó la denuncia el sábado e incluso su papá, en un desesperado pedido de auxilio, ofreció hasta su casa como recompensa. 

La joven apareció este miércoles en la tarde, cuando efectivos de la provincia puntana la identificaron en la plaza céntrica junto a su novio. A través de una foto que publicaron los medios  se aprecia un radical cambio en la menor: se rapó la cabeza, quizás para no ser reconocida. “Según nos contaron está con la cara demacrada, se peló y en su cara se nota mucho cansancio y tristeza; pero por suerte está sana y salva”, explicó Franco, hermano de Guadalupe, a Tiempo de San Juan.

La joven permanecerá en la comisaría hasta que sus padres viajen a San Luis a reconocerla y a retirarla para volver nuevamente a su hogar, ubicado en el departamento Rawson. “Le van a realizar un análisis toxicológico para constatar si tiene drogas en la sangre. De dar positivo la internarán en alguna organización que combata la adicción”, agregó el familiar. 






Comentarios