Pasó en el fútbol sanjuanino. Rosana Paz terminó en una clínica y con quemaduras en su espalda. 


Brutal agresión es la que recibió una conocida árbitra y jueza de línea de San Juan durante un partido de fútbol. Según relató la propia víctima, Rosana Paz, la “barrabrava” local le arrojó agua hirviendo en pleno partido y terminó en un hospital con serias quemaduras en su espalda. La mujer presentó un informe en la Liga Sanjuanina de Fútbol y espera sanciones ejemplares.

Todo ocurrió el sábado pasado. Rosana ejercía funciones como jueza de línea en el duelo que disputaban Marquesado y San Martín, por la primera fecha del Torneo Oficial. Cuando faltaban dos minutos para el final del partido y ganaba el club de Rivadavia 1 a 0, hinchas que aún no fueron identificados le tiraron agua caliente. No se explica por qué la agredieron de tal manera cuando el marcador estaba a favor del local.

“Yo sentí que me cayó algo caliente en la espalda y levanté la bandera para contarle al árbitro lo que pasaba. Sentía calor y pedí que me tiraran agua fría. No entendía la reacción, por qué tanta rabia. Quizás habíamos adicionado unos minutos y se enojaron porque iban ganando, no sé. Me dejaron sorprendida, es la primera vez que me pasa”, señaló a Tiempo de San Juan.

La mujer comentó lo sucedido con la terna arbitral y si bien el encuentro continuó, tras el ataque tuvo que ser trasladada a una clínica por observación. Allí descartaron algún tipo de traumatismo, pero le indicaron que tenía ampollas en su espalda producto de una grave quemadura. “Tenía la espalda colorada, muy feo. Es indignante lo que me pasó y la locura con la que se vive el fútbol a veces. No sé cuándo se va a terminar esta violencia y no se trata si sos hombre o mujer, no tiene que pasar esto”, expresó.

Rosana es árbitra y jueza de línea desde hace dos años en la A y B del fútbol sanjuanino. Pese a que sus familiares se mostraron preocupados y le sugirieron dejar el oficio, ella comentó que no va a abandonar las canchas: “Mi familia está asustada, pero no voy a bajar los bravos. Esto me da muchas fuerzas. Después de lo que pasó seguí trabajando, entrenando y ya me estoy preparando para el fin de semana próximo”.






Comentarios