Fue en San Juan. El preso y dos cómplices engañaron al chofer y le robaron el celular, dinero y documentación.


Tras un minucioso trabajo de investigación, personal de la Brigada Norte descubrió que uno de los presos del Servicio Penitenciario de Chimbas aprovechaba sus salidas transitorias para seguir cometiendo ilícitos. El sujeto fue identificado con el apellido Jorge, de 26 años de edad. De acuerdo a lo publicado por Diario Huarpe, su última víctima fue un taxista al que, junto a dos cómplices, engañó y robó todas sus pertenencias.

El asalto en el interior del Barrio Aramburu, Rivadavia, es lo que alertó a los uniformados. El chofer de un taxi denunció que el jueves 28 de febrero fue asaltado por dos hombres y una mujer que solicitaron su servicio en pleno centro sanjuanino. Según el relato del taxista, de apellido Gutiérrez, los sujetos lo guiaron a una calle sin salida y le apuntaron con un arma. Los delincuentes escaparon por el interior de la zona con un teléfono móvil, una billetera que contenía mil pesos y documentación a su nombre.

La víctima radicó la denuncia y los agentes comenzaron con la investigación. Las cámaras de seguridad ubicadas en las inmediaciones del lugar donde se cometió el robo lograron captar el rostro de los tres malhechores. Con las comparaciones entre las grabaciones y el registro fotográfico de la Policía se determinó que uno de los sospechosos era un conocido delincuente que actualmente cumple una condena en el Penal de Chimbas.

El preso gozaba de los beneficios de salidas transitorias los días martes y jueves de cada semana, y uno de esos días aprovechó junto a dos cómplices -aún no identificados- para llevar a cabo el asalto. Su detención se dio cuando ingresaba al Servicio Penitenciario Provincial. Luego se llevó a cabo un allanamiento en su domicilio, donde se secuestró las prendas de vestir que llevaba al momento del robo y la mochila de la cual extrajo el arma para cometer el mismo.






Comentarios