Después de robar en una farmacia, un transeúnte sanjuanino lo detuvo con un golpe de puño cuando intentaba escapar.


Una persecución de película ocurrió este martes en la tarde en intersecciones de calle General Acha y Rivadavia, en pleno centro sanjuanino. Un delincuente de apenas 17 años, identificado como Domingo Fuentes, ingresó a una farmacia y robó dos costosos perfumes que había en el mostrador. Uno de los empleados del negocio notó su accionar y lo persiguió hasta que pudo abordarlo con ayuda de una persona que pasaba por el lugar, quien bajó de una “trompada” al ladrón y lo detuvo.

Diario de Cuyo publicó que todo pasó en cuestión de segundos. Uno de los trabajadores de la farmacia, Mauro Díaz, notó la actitud sospechosa del sujeto que había llegado al local como un cliente más. En un momento el empleado se distrajo y el malhechor aprovechó para tomar lo primero que tenía mano. Entre gritos y corridas, el farmacéutico empezó seguirlo por al menos cuatro cuadras.

Mientras lo perseguía y pedía ayuda para atraparlo, a la altura de calle Mendoza y Mitre, un ocasional transeúnte le dio una trompada al malhechor y luego se le tiró a los pies, cual tackle de rugby. “Era uno gordo, grandote. Lo bajó, vio que quedara en manos de la policía y se fue”, dijo un joven que observó toda la escena al diario local.

El delincuente fue detenido por agentes policiales y quedó detenido en la Comisaría 1ra de Capital, a la espera de que sea juzgado por el Fuero de Flagrancia. Dijo llamarse Domingo Fuentes, de 17 años, oriundo del barrio CGT de Rawson






Comentarios