El hecho ocurrió en un barrio de Rivadavia, San Juan, cuando la empleada de una vivienda, limpiaba en la pueta.


Una familia de Rivadavia, en San Juan, sufrió un violento robo y fue la empleada doméstica de la vivienda la que se llevó la peor parte porque terminó herida. El hecho ocurrió en el barrio Mutual del Banco San Juan II, cuando la empleada identificada por la Policía como Carmen, limpiaba en la puerta de la casa. Según publicó Tiempo de San Juan, la mujer fue sorprendida por dos atacantes que para poderse meter a la casa la amenazaron con un cuchillo y le hicieron cortes en uno de sus brazos.

“En ese momento, otro aparentemente aprovechó la ocasión y entró al domicilio robando del interior un total de 1700 dólares. Tras varios minutos, el ladrón salió de la casa y los dos huyeron corriendo, perdiéndose por las calles adyacentes”, publicó el mismo portal web sanjuanino. Los dueños de la vivienda no estaban en el domicilio y cuando los ladrones huyeron la empleada pudo llamar a la Policía. Sin embargo, a pesar de lo violento del atraco, la mujer no quiso hacerse atender por el Servicio de Emergencias, pero no se trataría de heridas graves.

En el lugar trabajó personal de la Comisaría 27, la más cercana a la zona donde ocurrió el robo y por ahora lo investigan como un presunto robo y amenaza con uso de arma blanca. Hasta el momento no lograron dar con los dos atacantes que identificó la empleada doméstica de la familia. El violento episodio se registró durante este último sábado pero recién trascendió este lunes.






Comentarios