Oris cumple una condena de 17 años por golpear a Camila, la nena sanjuanina del segundo milagro del Cura Brochero.


En 24 de octubre 2013 una menor de 8 años ingresó en grave estado a un sanatorio sanjuanino. Pese a que su madre, Alejandra Ríos, había declarado que su hija había caído de un caballo, la Justicia descubrió que la mujer y su entonces esposo la habían golpeado brutalmente hasta dejarla hemipléjica. A casi seis años de aquel caso que conmocionó a todo San Juan, el principal acusado, Pedro Oris (37), contrajo matrimonio en el Penal de Chimbas y ahora busca ser padre.

Alejandra Ríos y Pedro Oris, sentenciados en 2018.

El sujeto se casó el pasado 22 de mayo con Haidé Agüero, de 32 años, una empleada doméstica que conoció el año pasado. Oris busca rehacer su vida al lado de su nueva esposa, quien pese a lo ocurrido señaló que “estaba feliz con él”. Ahora ambos buscan fortalecer el vínculo con la posibilidad de ser padres biológicos por primera vez, mediante una inseminación artificial.

“Le pedí la Justicia la posibilidad de que Pedro inicie un tratamiento psicológico para determinar si está apto para poder tener hijos. Las personas pueden cambiar y, por amor, mucho más”, explicó la doctora Filomena Noriega a Tiempo de San Juan.

Camila Brusotti, la niña del milagro.

En 2018 Pedro Oris fue sentenciado a 17 años de prisión, mientras que su ex pareja a 10 años. Ambos fueron acusados de golpear salvajemente a Camila Brusotti, quien quedó al borde de la muerte y a los meses, sin explicación médica, se recuperó. Su caso ayudó a la santificación del Cura Brochero. Pero el caso no terminó allí, porque se pudo comprobar que el sujeto también abusó de la nena y que la mamá docente era su cómplice.






Comentarios