Una mutual donó medio millón de pesos para que Nicanor, un niño sanjuanino de 12 años, pueda cumplir su sueño.


En el mismo patio donde Nicanor Quinteros construyó la escuela “Patria Unidad” a base de cañas y nylon, obreros de una conocida mutual iniciaron la construcción de un coqueto establecimiento educativo hecho de material. Se trata de una donación de $500.000 que realizaron los empleados del Banco Nación para que el pequeño de 12 años siga adelante con el sueño de tener una escuela propia y destinada para los chicos humildes de su barrio.

Nico, colaborando con los obreros.

Este martes comenzaron a limpiar el fondo de su casa, ubicada en la localidad de Las Piedritas, Pocito, donde vive junto a su abuela Ramona. También acercaron los materiales, como bolsas de cemento y hierros para arrancar cuanto antes con la edificación. La idea es poder terminar la obra en el mes de febrero.

“Vinimos el año pasado para traerle un pizarrón y una bandera de ceremonia y nos enteramos de cuál era el sueño de Nico. Sabíamos que hubo muchas promesas para construirle este espacio que tanto quería, pero nadie lo hizo. Este año cuando volvimos nos dimos cuenta de que todo seguía igual y por eso decidimos ayudar”, explicó Salvador Gregory a San Juan 8.

Las máquinas ya empezaron a trabajar en el humilde patio del pequeño profesor.

Nicanor recibe a estudiantes de todas las edades, incluso tiene como alumna a una mujer de 40 años que pidió ayuda para poder terminar la secundaria. Aproximadamente son 30 chicos los que asisten a sus clases, ahora por vacaciones, en turnos matutino, tarde y vespertino. El sueño de tener un lugar digno para recibir a sus alumnos ya se cumplió y el otro anhelo está en proceso, el de ser maestro de verdad.






Comentarios