Manuel Arellana apareció muerto en un hotel de San Juan. La autopsia será clave. 


El ambiente de la música quedó consternado con el fallecimiento de Manuel Arellana (27), un residente de nacionalidad española que ejercía como profesor en la Facultad de Filosofía de San Juan. El músico apareció sin vida en un hotel, con una bolsa en la cabeza y dentro de ella había una manguera conectada a una pequeña garrafa de helio. Si bien la autopsia determinará cuál fue el motivo de su deceso, los investigadores creen que el hombre inhaló gran cantidad de gas hasta que se desmayó y perdió la vida de muerte súbita.

El hecho ocurrió este jueves en la mañana, en una habitación del hotel “El Rocío”, donde vivía desde hace un tiempo y pensaba renunciar, sin dar mayores argumentos, en los próximos días. La policía encontró su cuerpo ya sin vida y en ningún momento se pensó que fue un homicidio, porque el hombre nunca fue atado de manos y no se encontraron en el cuerpo signos de violencia. Además en el lugar no se hallaron huellas de alguna otra persona o faltante de algo.

La presencia de helio hace sospechar que el músico falleció por inhalación del gas. Según comentó un especialista, algunas de estas prácticas la desarrollan los adolescentes en modo de “joda”. Pero existen algunos casos que el consumo llevó a una muerte fatal. También en otras ocasiones lo utilizan por ‘placer’, porque les da una sensación de vértigo.

Según publicó Tiempo de San Juan, la autopsia será crucial para determinar qué pasó en realidad con Arellana.






Comentarios