Es de San Juan. Fue adoptado por un grupo de vecinos pero pasa sus días acompañando la tumba de su dueña. Video.


Tony es un perro mestizo rubio que es todo un personaje en el departamento Jáchal, en San Juan. Vive en el cementerio de la zona, donde está sepultada su dueña, y acompaña a las personas que van a visitar a los seres queridos que ya no están. Roberto Rúiz, un conocido fotógrafo de la provincia, contó su emocionante historia a través de un micro documental.

Tony, el compañero fiel.

Una vecina jachallera contó que Tony llegó al cementerio cuando era apenas un cachorrito. Terminó junto al canal de ingreso luego de que enterraron a su dueña y fue olvidado por el resto. Sin embargo los habitantes de la zona lo adoptaron, le dieron comida y hasta ofrecieron sus casas para que pueda vivir. Pero el perro, que visita todas las casas, pasa sus noches cerca de la entrada del lugar.

Además la querida mascota es un compañero fiel de los que van a visitar a sus difuntos, además de amigo de los vecinos y trabajadores.

Su historia es similar a la de “Hachiko”, el perro que vivió nueve años en una estación de tren de Tokio esperando a que volviera su dueño que murió. Su historia recorrió todo el mundo y fue llevada al cine en el 2009 bajo el título “Siempre a tu lado”. Además, como una forma de honrar su lealtad, se creó una estatua de bronce afuera de la estación Shibuya. Murió el 9 de marzo de 1935.






Comentarios