Los médicos determinaron que su cabeza fue golpeada contra una pared. Sufrió fisuras en el cráneo, derrame ocular y una parálisis.


La Justicia sanjuanina espera los resultados psicológicos de una niñera acusada de maltrato infantil para ver si la condena o no. Noelia Velázquez fue denunciada por los padres del bebé de 8 meses al que cuidaba luego de que la criatura sufriera tres fisuras de cráneo.

La salud mental de la mujer será clave para marcar su destino. De considerarla culpable, la Justicia podría condenarla de 1 a 6 años de prisión “si la lesión produjera la debilitación permanente de la salud, de un órgano o de un miembro o una dificultad permanente de la palabra, o si hubiese puesto en peligro la vida del ofendido”, según el Código Penal.

El hecho ocurrió en diciembre del 2017 pero legó a los medios en agosto luego de que los padres del bebé aseguraran que la causa estaba frenada. 

La niñera acusada se llama Noelia Velázquez.

El papá de bebé relató que su hijo ingresó al hospital de Niños Juan Carlos Navarro con un fuerte golpe en su cabeza y tras los estudios determinaron que tenía tres fisuras en el cráneo, derrame ocular y una parálisis. La niñera dijo que se había caído del cochecito.

Los propios médicos advirtieron que el bebé había sido golpeado contra una pared o que alguien habría pisado su cabecita contra el piso. Las lesiones en el cuerpo del bebé eran notorias, se le notaban los dedos marcados en el tórax. 

Los padres manifestaron que hicieron pública la historia para que esta chica no vuelva a cuidar niños. 

Aseguran que Noelia tiene discapacidad.






Comentarios