Tiene 18 años y es de San Juan. No se mueve de de dependencia policial. 


Un hecho un tanto insólito ocurrió en una dependencia policial de San Juan: una chica de 18 años no se quiere ir de la Comisaría porque dice que su mamá la maltrata

La joven llegó el sábado a la Comisaría 34 de Rivadavia y no hay quién la mueva del lugar. Come, duerme y pasa sus horas allí. 

Sin embargo, los hechos además de curiosos son preocupantes, porque la joven presenta un cuadro psiquiátrico, informaron a Diario de Cuyo desde la Policía sanjuanina. No está siendo atendida por su enfermedad y no está en un lugar propicio para su evolución. 

Hasta el momento, los policías habían intentado persuadirla para que deponga la actitud, pero la joven insistía en que si volvía a su hogar recibiría la reprimenda de su madre. Para resguardar su integridad, fue custodiada por el personal policial.

Así las cosas, desde la Jefatura de Policía informaron que la chica será trasladada por personal del Ministerio de Desarrollo Humano, para darle la contención necesaria.






Comentarios