Un grupo de personas lo había construido a pulmón y gracias a  donaciones. Era la única proteccionista de la provincia que había logrado tener lugar propio. 


Un grupo de ladrones desmanteló la protectora canina Campito San Roque, de San Juan. Los malvivientes robaron hasta el cierre perimetral que voluntarios habían colocado gracias a las donaciones de los vecinos. 

La asociación es la única proteccionista canina sanjuanina que logró tener un terreno propio para recibir, rescatar y re adiestrar a perros. El predio fue donado hace años, había empezado como una proteccionista de y estaba casi listo para cumplir con su nuevo propósito recargado: adiestrar perros callejeros para que cumplieran las funciones de perros de terapia para personas con discapacidad.

En Facebook, desde la protectora escribieron un sentido mensaje:  “Te llevaste 10.000 en tela metálica, te llevaste casi 5.000 de pago de mano de obra, te llevaste 3.000 pesos de un flete de ripio. Para decir verdad nos robaste más que nada nuestro sueño. Hermano, reflexiona, no te quedes con la ilusión de nuestro refugio, te pedimos por favor que nos devuelvas las telas”.




Comentarios