Se trata del circuito sanjuanino que en octubre recibirá el Campeonato Mundial de Superbike.


Todavía no lo inauguraron y ya robaron en el Circuito Internacional El Villicum, el modernísimo autódromo sanjuanino que fue construido en el departamento de Albardón. De acuerdo a lo que publicó el diario digital Tiempo de San Juan, el episodio delictivo se produjo este último fin de semana pese a que el lugar estaba custodiado. Aparentemente los ladrones rompieron un candado de un depósito y sustrajeron una importante cantidad de elementos.

Según la información que recolectó la Policía, un operario que captó movimientos raros y sospechosos en el lugar fue quien llamó al 911 para dar aviso. Cuando los efectivos llegaron al recinto se encontraron con la sorpresa de que en el depósito faltaban seis soldadoras de diferentes tamaños, una caja de electrodos, máscaras de soldar y herramientas de mano. Inmediatamente el personal de la Comisaria 18va revisó la zona pero no pudo dar con los malhechores.

Autódromo El Villicum, antes de su construcción.

El autódromo El Villicum está en plena construcción y será inaugurado en los próximos días para posteriormente ser inspeccionado por la Federación Internacional de Motociclismo (FIM). Es el segundo circuito después de “El Zonda Eduardo Copello”, aunque éste cumple con las medidas reglamentarias para recibir el Campeonato Mundial de Superbike, que del 12 al 14 de octubre tendrá paso por la provincia cuyana. Además en noviembre recibirá al Turismo Carretera, una de las categorías de automovilismo más importantes del país.

El Villicum es un predio de 25 hectáreas, ubicado sobre Ruta 40. Tendrá baños distribuidos en 11 grupos, boxes de 300×150 metros con todos los servicios, zona “paddock”, puentes para pasar a boxes y 8 tribunas con una capacidad de 10 mil personas, además de las gradas naturales que serán para 100 mil espectadores. Es la obra deportiva más grande de la provincia después del Estadio del Bicentenario, inaugurado en 2011, y se inició con un presupuesto de $170 millones.




Comentarios