Ocurrió en San Juan. La mujer pidió perdón y la defensa avisó que apelará el fallo. 


La Sala II de la Cámara Penal de San Juan hizo caso al pedido de la fiscal Leticia Ferrón de Rago y decidió condenar a 30 años de prisión a Nancy Herrera, una sanjuanina acusada de violar y prostituir a sus hijos de 4, 11 y 9 años de edad. La mujer pidió perdón y su defensa la absolución, sin embargo el juez Carlos Peluc Noguera aplicó una severa pena considerando que lo que hizo fue realmente aberrante. Según el diario digital San Juan 8, Herrera saldrá de la cárcel cuando tenga 68 años si la pena queda firme.

Los episodios de abuso sexual y prostitución salieron a la luz en mayo de 2017. De acuerdo a la denuncia radicada en aquel entonces, la mujer de 38 años abusó sexualmente de sus tres hijos, los prostituía en su casa y en domicilios particulares de Capital, y, sin reparo, obligaba a los menores a que la vieran cuando se hacía practicar sexo por un perro Pitbull. Sus hijos tenían 15, 14 y 12 años al momento de los hechos.

Durante el juicio, la madre acusó al mayor de los hijos de prostituir a los demás hermanos. Y la abogada defensora, la doctora Filomena Noriega, pidió la absolución de la causa alegando que no pudieron probar que su defendida fue la que causó los abusos de los nenes. Pero el juez no oyó el pedido y la encontró culpable. La fiscal dijo que la mujer es una “Degenerada, perversa, depravada, no puede ser llamada madre”.

El Estado actuará ante los menores que fueron sometidos por su madre. Según la asesora de Menores, Patricia Sirera, las víctimas necesitan contención psicológica, social y económicamente porque “están muertos en vida”.






Comentarios