Fue en San Juan. Los niños estaban durmiendo dentro de la casa, mientras su madre estaba trabajando.


Un verdadero milagro fue lo que sucedió en una casa de la Villa Chacabuco, en Rivadavia. Un milagro que sólo fue posible gracias a la solidaridad desmedida de un par de vecinos, que hicieron todo lo que tuvieron al alcance para salvar la vida de cuatro hermanitos que dormían dentro de su casa, mientras ésta era consumida por el fuego.

Según publicó Tiempo de San Juan, las llamas se iniciaron cerca de las 20:30 horas de este domingo 29 de julio, en la casa de Aide Emilia Vedia, más conocida como Carola, una mujer que pasa gran parte de su día trabajando de empleada doméstica para criar a sus cinco hijos: Gabriel Sánchez (17), el único que estaba fuera de casa al momento del incendio, Milagros Sánchez (14), Juan Tomás Mallea (7), Mariano Mallea (6) y Facundo Mallea (2).

La familia perdió todo.

Un niño que jugaba a la pelota en la calle fue el que vio que la casa de Carola se prendía fuego. Sin pensarlo ni un minuto dejó el fútbol y salió desesperado en busca de auxilio. En apenas un par de minutos, cerca de 30 vecinos hacían todo lo que tenían a su alcance para salvar a los niños, que habían quedado atrapados dentro de la casa. Todo indica que el incendio se inició por un cortocircuito, provocado un cargador de celular. Adentro, Milagros cuidaba de sus hermanitos.

La casa se prendió fuego por completo.

“Mi nieta Milagros logró salir de la casa con dos de sus hermanos alzados. Pero adentro quedó Juan Tomás (7). A él no lo pudo sacar”, contó Sonia Vedia, la abuela de los chicos. Las llamas habían avanzado y el fuego ya había consumido casi por completo el techo. Juan Tomás seguía adentro. La desesperación llevó a Milagros a intentar entrar a rescatar a su hermanito, pero una garrafa que estaba arriba de la heladera explotó y la tiró un par de metros para atrás.

Mientras a uno de los vecinos se le ocurrió romper el tanque de agua para aliviar el fuego, Daniel Pereyra, un joven vecino rompió las rejas de la ventana y se metió a rescatar a pequeño que, ya inconsciente, estaba en la cama tapado con una manta. Por estas horas los hermanos se encuentran internados en el Hospital Rawson. Si bien en un primer momento estuvieron internados en Terapia Intensiva, se encuentran fuera de peligro.






Comentarios