Los uniformados protagonizaron accidentes que terminaron con la vida de colegas. Ocurrió en San Juan. 


El secretario de Seguridad de San Juan, Gustavo Fariña, asegeguró que los cuatro policías que mataron al volante serán sumariados y exonerados de la fuerza. En diálogo con Canal 13 San Juan, el funcionario señaló que “se han iniciado los trámites para exonerar a los cuatro. Vamos a darle prioridad al caso del cabo que asesinó a su compañera. Abandonar a una persona es una actitud que no se le puede permitir a ningún miembro de la fuerza”.

La medida recaerá sobre cuatro policías. En primer lugar será exonerado Claudio Díaz, quien se desempeñaba como cabo de la Unidad Operativa Centenario. Díaz atropelló, mató y abandonó a Johana Maribel Verón, una colega suya que venía de cumplir servicios en la Subcomisaría de la Villa Hipódromo.

De acuerdo al dosaje de alcohol en sangre, el cabo manejaba al borde del coma alcohólico. El resultado del test de alcoholemia fue de 3.5 gramos, siendo el máximo permitido de 0,5. Esto significa que Díaz había ingerido el equivalente a 20 copas de vino o 10 vasos de fernet.

En segundo término, los sumariados y exonerados serán Nicolás Díaz, Ricardo Montero y Mario Chulia, los agentes que circulaban ebrios a bordo de un auto y que mataron a Damián Vega y dejaron mal herido a Marcos Luna, también agentes de la Policía. El fallecido y su compañero se desplazaban en una moto cuando fueron impactados por el automóvil que se cruzó de carril.




Comentarios