Será desde agosto. La provincia se sumará a otras en una prueba piloto. 


Desde agosto, se repartirán gratis parches de nicotina para que los adictos al tabaco intenten dejar de fumar. San Juan formará parte de una prueba piloto, que se aplicará en distintas provincias del país. El tabaquismo causa siete millones de muertes al año en el mundo según la Organización Mundial de la Salud, a eso se le suman los problemas coronarios y en las vías respiratorias, que deben ser atendidos con presupuesto de la salud pública.

Los parches se repartirán en algunos centro de salud y en hospitales públicos. Los podrán solicitar luego de ser atendidos por médicos, quienes deberán hacer un chequeo a los pacientes. Si es necesario, se brindará asistencia psicológica a quienes lo requieran. Los parches de nicotina son muy efectivos para dejar de fumar y son el complemento ideal a la voluntad, según dicen los profesionales. 

Alejandro Videla, coordinador del Programa Nacional de Control del Tabaco, visitó San Juan para participar del Congreso Argentino Tabaco o Salud. Durante su estadía en la provincia, aprovechó para reunirse con los principales referentes del Ministerio de Salud. Fue durante este encuentro que se definió la entrega de parches de nicotina. 

Videla dijo que San Juan está bien a nivel legislación anti-tabaco pero que aún falta camino por recorrer. “Argentina es un país donde la prevalencia de fumadores ha ido disminuyendo a lo largo de los años. Sin embargo, 1 de cada 4 argentinos sigue fumando por lo que tenemos que combatir esa tendencia. Para esto, trabajamos con los referentes provinciales en varios aspectos, uno de ellos es la mejora en las legislaciones provinciales. San Juan es una provincia que tiene un estándar de legislación bastante bueno, similar al de la ley nacional, pero hay otras provincias que están por debajo de ese estándar”, explicó el profesional. 

En la provincia está prohibido fumar en lugares cerrados. Si se detecta a fumadores dentro de bares, restaurantes o boliches, se multan no sólo a los fumadores si no también a los propietarios de los negocios (siempre y cuando no hayan alertado sobre la situación a los clientes). 




Comentarios