El joven que fue acusado de violación en Bariloche durante un viaje de egresados, supo de su absolución vía telefónica y contó que festejó abrazado a su familia. 


Tras conocer su absolución en el juicio por abuso sexual agravado hacia una estudiante sanjuanina, el ex coordinador de viajes Enzo Lampasona rompió el silencio en los micrófonos de la radio AM1020.

“Estábamos tranquilos desde un principio y esperábamos que llegara este día. Por fin llegó y saltamos y nos abrazamos de felicidad. Siempre estuve tranquilo. Respeto a la mujer y nunca había tenido un problema. Esta pesadilla terminó hoy; todo lo que viví me pareció una locura”, aseguró.

El joven tiene 23 años, estudia Educación Física y aseguró que sigue siendo una persona normal después del complejo proceso que atravesó: Ahora puedo dar vuelta la página por completo. Quienes me prejuzgaron fue porque no me conocían. No sabían lo que sufrió mi familia, mi madre y mi abuela. Sufrieron mucho por lo que se decía en los medios; nunca nadie me dijo nada en la cara”.

Lampasona con su madre, en Bariloche.

Lampasona afirmó además que se refugió en la fe durante los momentos más duros: “Anduve con la cabeza en alto, con el apoyo de mi familia y de mis amigos, sobre todo de Dios. Mi vida seguirá normal y con la tranquilidad de que todo se terminó. Tuve mucha fe en Dios, me aferré a Él. Día a día seguí con fe y cuando no aguantaba más cuando estaba detenido, le pedía fuerzas. Fue el que siempre estuvo de mi lado y sabía la verdad de todo esto. Me cuidó en los peores momentos”, agregó.




Comentarios