Ocurrió en San Juan. El atacante pudo escapar luego de que la víctima le diera un poco de dinero que tenía guardado. 


Una anciana de 84 años debió ser atendida en Urgencias del hospital Guillermo Rawson, de San Juan, como consecuencia de las heridas recibidas durante un robo que sufrió en su propia vivienda.

Entrevistada por LV5 Radio Sarmiento, la víctima aseguró que acababa de acostarse cuando escuchó ladrar a sus perros y luego un golpe. Cuando se levantó y se acercó a la puerta, el delincuente reventó el vidrio y tras sacar los seguros ingresó a la vivienda.

La anciana le exigió al ladrón que no la atara. Le hizo caso.

Aseguró que no pudo ver bien al atacante porque éste no le permitió encender la luz. “Él me quería atar las piernas y amordazarme para que no gritara, pero le grité ‘A mí no me vas a atar’, entonces yo lo llamaba a mi sobrino ‘Jorge! Jorge!’ y ahí parece que le dio miedo y retrocedió. Pero seguía pidiéndome plata y yo le decía que se la había dado a mi hijo porque tenía el niño enfermo. Y le decía ‘Ya viene para acá mi hijo’, entonces él me dijo ‘Ya me voy, me sigue la policía’.

Pero el ladrón no se quiso ir con las manos vacías y le insistió a la anciana con que le entregará algo de dinero. “Tenía una platita y se la di con tal que se vaya”, aseguró la anciana.

Una vez que le entregó el dinero fue la misma mujer quien le abrió la puerta al delincuente y le dijo ‘Que dios te bendiga’.

La anciana fue luego trasladada a Urgencias del hospital Rawson, donde tuvo que ser asistida debido a un corte en uno de sus brazos que sufrió durante el asalto.


En esta nota:

San Juan Policiales Robo Asalto


Comentarios