Los padres de la menor confesaron que la nena había agarrado un encendedor y prendió un colchón.


Una nena de dos años que jugaba con un encendedor, prendió fuego la vivienda de su familia y perdieron prácticamente todas sus pertenencias. El incendio, según informó Diario de Cuyo, ocurrió este miércoles en el Loteo Cristo Rey, en Caucete, un distrito agrícola de la provincia de San Juan. Todo sucedió en cuestión de segundos, a las 11.30 cuando los padres descuidaron a su hija y ella agarró un encendedor.

Todavía no están terminadas las pericias de Bomberos, pero los padres de la menor, de apellido Bustos, confesaron a la Policía que había sido la nena la que, jugando con un encendedor le prendió fuego a un colchón. Las llamas se extendieron rápidamente por la humilde vivienda y la familia Bustos se quedó con lo puesto. 

Las llamas se volvieron incontrolables y después de consumir por completo todo lo que estaba en un dormitorio, se extendieron por el resto de la casa. Como resultado del siniestro, los Bustos perdieron sus muebles, una heladera, un televisor, una cocina, un juego de sillas con mesa, camas y otras cosas como ropa, que había en la propiedad. Las paredes de la construcción eran de ladrillos pero como el techo estaba hecho de palos y cañas, se terminó viniendo abajo por el fuego.

Ahora, los Bomberos realizan las pericias para saber si efectivamente fue el juego de la niña lo que desató el incendio y deberán determinar si la casa de los Bustos seguirá siendo un lugar seguro para vivir. El papá de la nena se llama Jairo, es albañil y tiene 25 años. Este miércoles manifestó que no sabía cómo iba a hacer para afrontar las pérdidas y mantener a su familia.

Gracias a la ayuda de los vecinos del loteo, ninguna de las personas que vivían en el lugar salieron heridas. Más tarde el personal del Bomberos del Cuartel N°5 llegaron para sofocar las llamas. 




Comentarios