El siniestro ocurrió en una casa prefabricada, producto de un cortocircuito. Piden ayuda urgente.


Un joven, su mujer y mellizos de 4 años quedaron prácticamente en la calle después de que un incendio destruyera por completo la vivienda que con tanto esfuerzo habían comprado. El hecho ocurrió el sábado en una casita prefabricada de calle Benavidez y callejón Gaspar Vitaz, en la localidad sanjuanina de Chimbas. Como consecuencia del siniestro la familia perdió todas sus pertenencias, incluso la ropita de los pequeños.

“Lo bueno es que no había nadie en la casa. Lo mejor que nos pasó es que estamos todos sanos y salvos. Los bomberos pudieron salvar algunos electrodomésticos, pero la casa quedó destruida. Hemos quedado desnudos los cuatro”, contó Mario García, uno de los damnificados.

Las llamas destruyeron el interior de la vivienda.

El fuego se desató en la habitación principal de la casa a raíz de un cortocircuito, que terminó quemando toda la instalación eléctrica. El fuego se expandió hasta llegar al techo, la parte más dañada de la vivienda. Por suerte se pudieron recuperar algunos artefactos, pero la ropa e incluso colchones quedaron destruidos.

A penas se conoció la noticia los vecinos de la zona ayudaron con vestimentas y comida para la familia. Pero necesitan más colaboración, sobre todo para los chiquitos que quedaron sin ropa y zapatillas. “Hemos recibido colaboración de gente que vino de no sé dónde, que no conocemos, y nos trajo ropa para los enanos. Quienes nos quieran ayudar pueden traernos vestimenta más que nada, los dos varones son talle 8 de ropa y 23 de zapatillas”, agregó Mario.

La familia perdió camas, muebles y ropa.

Respecto a la casa, la misma está inhabitable. Desde el Gobierno de San Juan prometieron enviar un arquitecto para ver en qué condiciones está y si se puede arreglar. Mientras tanto la familia duerme en una piecita prestada. “Es una casa de madera que no nos da confianza arreglarla porque está destruida”, expresó Mientras el joven.



Comentarios