Pasó en San Juan. El colectivero había instalado una bomba para saquear al menos 60 litros de combustible.


El chofer de una unidad de la empresa sanjuanina El Triunfo, de apellido Limerutti, fue sorprendido infraganti cuando robaba gasoil del vehículo. Junto a un cómplice había instalado una bomba en el colectivo para apoderarse de manera ilegal de al menos 60 litros de ese combustible. El caso fue denunciado por inspectores de la empresa y terminó con la intervención del fuero de Flagrancia.

El hecho ocurrió el fin de semana pasado. El colectivo se encontraba estacionado en la esquina de calle Vidart y Cinco, en el departamento Pocito, cuando apareció la policía y descubrió la maniobra del chofer. En el interior había una bomba que estaba instalada de manera transitoria y a través de una manguera conectaba con el tanque del colectivo. Además ya estaban cargados tres bidones de 20 litros cada uno.

Pero Limerutti no estaba solo. Delante de la unidad estaba estacionado un auto senda gris que era conducido por Emanuel Molina, quien se dio a la fuga y fue atrapado a 150 metros del lugar. Para los investigadores este hombre participaba del hurto y era quien se encargaba de transportar todo el combustible robado.

El cómplice del chofer, también detenido.

Los dueños de la empresa habían denunciado anteriormente por su “actitud sospechosa” al chofer. De hecho, habían mandado a varios inspectores para que recorrieran la zona y observaran a Limerutti en la unidad interno 21. Con la confirmación de que se trataba de un “empleado infiel”, decidieron alertar el caso en la policía.

El robo quedó en manos de personal de Flagrancia, quien secuestró el colectivo Mereces Benz, una bomba de nafta y tres bidones con 60 litros de gasoil. El caso fue caratulado como hurto en grado de tentativa, publicó Diario Huarpe



Comentarios